Archivo de la categoría: Rutas en la naturaleza

Paseando a orillas del Guadalquivir

Los cordobeses y habitantes de Córdoba que hayan pasado andando por el puente de San Rafael(el que lleva hasta el Sector Sur) se habrán que desde un tiempo se habían instalado un par de “boyas” en la orilla derecha del río, en la zona trasera del jardín botánico. Pues bien, una vez instalado todo hemos podido saber que todo es parte del proyecto de mirador-embarcadero del entorno del jardín botánico.

Aquí teneis un detalle del mecanismo que “ata” el embarcadero a estas vigas. Éstas ahora mismo tienen una altura de unos 5 metros por encima del nivel actual del río, que es bajo debido a la poca lluvia que ha caido en lo que va de año.

Si quieres llegar al embarcadero, debes entrar por la cancela que hay en la acera izquierda practicamente al inicio de la Avenida de Linneo o avenida del zoológico. Esta cancela está siempre abierta.

Cuando pases la cancela, se avanza unos 100 metros por un sendero hasta el conjunto que forman el molino y la entrada al embarcadero. Esta zona coincide con una salida trasera del jardín botánico y está bastante bien acondicionada. Merece la pena hacer una parada en el embarcadero para contemplar el puente de San Rafael y la cantidad de pájaros que pasarán a vuestro alrededor. La siguiente foto está tomada desde el propio embarcadero.

Una vez  hecha esta parada, el paseo continúa por la margen derecha del río, por el sendero acondicionado para ello. Simplemente con salir del embarcadero y seguir el río, no tiene pérdida. En este sendero incluso se han acondicionado mesas y tablas con troncos para que los viandantes puedan pararse a descansar o tomar algo.

Llegará un momento en el que el sendero gire a la derecha y se incorpore al carril que sale al final del Jardín Botánico y llega hasta la Granja del Estado, cruzando por debajo del puente de Andalucía. Por este carril se puede seguir andando tanto como se desee, llegando hasta las instalaciones del CSIC y el IFAPA.

Esta última foto está hecha unos 200 metros antes de llegar al Puente de Andalucía, desde la orilla del Río.

La ruta tiene una duración aproximada de 30 minutos, 1 hora si se hace en los dos sentidos. Es altamente recomendable por cercana, tranquila y sorprendente, además de por las buenas fotos que se pueden sacar y los animales que se pueden ver (pájaros sobre todo y ¿nutria?). Sólo falta comprobar hasta qué altura del río será transitable, ya que no creo que pueda serlo si el río sube hasta el nivel que tuvo en febrero de 2010 ¿os acórdais?

Anuncios

Tiempo de berrea

Desde finales de septiembre hasta mediados de octubre se produce en nuestras latitudes un hecho tan espectacular como poco conocido. En esta época asistimos a la berrea del ciervo, momento que corresponde al celo de estos animales y que responde a la necesidad de los machos de luchar por su territorio y lograr un mayor número de hembras para si mismo.

Más allá de implicaciones científicas, constituye uno de los mayores espectáculos visuales, pero sobre todo auditivos, que nos podemos encontrar en la península Ibérica.

Por suerte en Córdoba nos encontramos a escasos kilómetros de territorios donde, con un poco de suerte y una buena colocación, podemos asistir a este espectáculo facilmente. Sin ir más lejos, el fin de semana pasado ya pudimos disfrutar de ella durante el desarrollo de la práctica de campo del curso de “Gestión cinegética en Espacios Naturales Protegidos” que se desarrolló en varias fincas enclavadas dentro del PN Sierra de Cardeña y Montoro.

Para todo el que le guste y disfrute con la naturaleza, sin duda la berrea merece su atención.

Un saludo

Aullando con lobos

Este fin de semana he estado en Madrid y he tenido la oportunidad de visitar, con motivo de la celebración de una primera comunión, el centro de Naturaleza de la Cañada Real. Aunque la visita ha sido corta, he podido contemplar los lobos, el emblema de este centro. Y además verlos aullar. Es un espectáculo, y en la naturaleza raramente se puede ver o escuchar.

Estos lobos, criados en el centro, ponen su grano de arena en la conservación del lobo ibérico y otras especies en peligro, ya que juegan un papel crucial en la concienciación de todos y sobre todo de los más pequeños, que son los que en un futuro decidirán en el mundo. Han participado en muchas películas y documentales, como el próximo estreno Entrelobos. Además, involuntariamente también han sido protagonistas de una polémica en el mundo de la fotografía, con esta foto como eje central, como se puede leer en esta noticia.

Además de los lobos, las rapaces y los buitres son protagonistas en este centro, muy recomendable para pasar un día rodeado de “naturaleza”.

P.D. Por último, y sin tener nada que ver con el tema de la entrada, adjunto un vídeo que como mínimo es espectacular.

A 5 minutos de Córdoba

Todos los cordobeses conocemos desde pequeñitos el parque periurbano de Los Villares. ¿Quién no ha ido alguna vez de perol o a pasar el día, a jugar en el fuerte o en los campos de fútbol? Cuando a alguien le dices “vamos a los villares”, a todo el mundo se le viene a la cabeza la zona recreativa, como es lógico, ya que es la que todo el mundo conoce.

Sin embargo, unos 3 kilómetros antes de llegar a esta zona por la carretera que sube desde Córdoba (el famoso 14%), tenemos a nuestra disposición un equipamiento mucho más interesante. Nos encontramos allí con el centro de visitantes de Los Villares, la zona de acampada y el sendero didáctico que se inicia a pocos metros.

El centro de visitantes realmente merece la pena, ya que nos ofrece una visión global de todos los parques naturales de la provincia, contando incluso con una reproducción de la cueva de los murciélagos (muy llamativo para los más pequeños).  Junto al centro de visitantes, además, se han habilitado desde hace unos años, nuevas instalaciones para albergar a las aves irrecuperables del CREA (Centro de Recuperación de Aves Amenazadas) de los Villares, que se sitúa a escasos 2 kilómetros. Lo malo es que sólo está disponible para actividades de educación ambiental con asociaciones, colegios,etc… por lo que el acceso no es libre. En la siguiente foto aparecen dos de los inquilinos de las instalaciones

A escasos 5o metros del centro de visitantes comienza el sendero explicativo. Su objetivo es divulgativo por lo que a lo largo de él nos vamos a encontrar con gran cantidad de carteles que nos explicarán aspectos importantes de la flora mediterránea. La duración aproximada de la caminata es de 45-60 minutos y su dificultad es baja. Es muy asequible, y si tenéis suerte, podreis oír y observar una gran diversidad de pájaros. Por todo eso, y principalmente por su proximidad a Córdoba (desde el centro de la ciudad se tarde 25-30 minutos en llegar), constituye una muy buena oportunidad para empezar a aprender y disfrutar de la naturaleza que nos rodea.

Os animo a pasaros por allí y recordad, ¡siempre hay que respetar las normas básicas de respeto al medio ambiente!

Paseando por Hornachuelos

Sierra de Hornachuelos forma junto a Sierra Subbética y Cardeña el conjunto de parques naturales de la provincia de Córdoba. Recientemente tuve la oportunidad de realizar una ruta como monitor de una excursión con un colegio de primaria de Posadas.

Para poder visitar el parque natural, lo más recomendable es en primer lugar pasarse por el centro de visitantes de Huerta del Rey. En él podemos obtener una visión bastante acertada de los aspectos más importantes del parque natural, desde su gran biodiversidad, hasta los usos tradicionales que a lo largo de los últimos siglos ha tenido esta zona (apicultura, corcho y caza). Tras visitarlo, lo mejor es dejar el coche en el aparcamiento disponible a pocos metros del centro de visitantes y realizar uno de los senderos que, desde este punto, recorren distintas zonas del parque.

Cada sendero se adecúa a un nivel de dificultad y a la disponibilidad de tiempo, y en base a éstos debemos elegir. El del Guadalora y sobre todo el del Águila son los más exigentes y largos. El sendero de las Herrerías tiene un nivel medio-bajo y una duración media; y por último tanto el sendero botánico como el de Rabilarga son muy asequibles y cortos, incluso éste último recomendado para discapacitados físicos.

Como ya he dicho, hace poco tiempo tuve ocasión de realizar como monitor el sendero de las Herrerías. Lo realicé junto a niños de 7 y 8 años, tardando unas 3 horas y media en realizarlo en su totalidad, incluyendo un descanso de una media hora. Ésta es una de las ventajas de este sendero, ya que más o menos a mitad del camino(que además es circular, por lo que se puede hacer en ambos sentidos, otra ventaja) nos encontramos con una zona recreativa en la que está instalada la ermita de San Abundio.

Si empezamos la ruta en sentido horario, nos encontramos con una primera parte en ligera pendiente ascendente donde predomina el monte mediterráneo más típico. En realidad, estaremos avanzando por lo que fue una importante vía pecuaria, la de las herrerías, que atravesaba toda la sierra. Si nos fijamos un poco, durante el camino nos encontraremos con grandes mojones, que actuan como límite de estos caminos públicos. Un poco más adelante nos encontramos con una gran encina solitaria, que fue utilizada en tiempos antiguos como descansadero para todos los que transitaban por esta vía pecuaria. Desde este punto podemos acceder a la ruta del Águila.

Uno de los principales atractivos de la ruta es que nos vamos a encontrar en dos ocasiones con caleras, los hornos donde se hacía la cal que luego se usaba para las paredes de las casas. Resulta muy curioso conocer el funcionamiento de estos hornos e imaginárselo.

Después de estas paradas, y tras un tramo más de monte mediterráneo y caminando a la vera de una valla que delimita una dehesa a nuestra derecha, llegamos a una bajada que desemboca en el área recreativa que antes mencioné. Aquí podremos realizar un descanso para comer y beber algo, eso sí siempre procurando dejar el campo igual de limpio que nos lo encontramos, aunque si es verdad que esta zona recreativa no lo está demasiado, por desgracia, ya que es la zona de “esparcimiento” de los habitantes de Hornachuelos, y la limpieza brilla en ocasiones por su ausencia.

La segunda parte del recorrido es más asequible que la primera, ya que transcurre en su mayor parte por un carril de tránsito de vehículos muy bien acondicionado. A lo largo de ésta, nos encontramos en primera instancia, con un paisaje de cultivo de cereal y más tarde de nuevo bosque mediterráneo. Casi al final del recorrido, un arroyo nos ayuda a observar vegetación de ribera.Y casi llegando ya de nuevo al centro de visitantes, nos encontramos con uno de los árboles más emblemáticos de la zona, la encina de los arrieros, que fue durante muchos años punot de reunión de este gremio.

Se trata, como has podido observar, de un sendero variado y que puede ser recorrido en unas 3 horas, por lo tanto muy recomendable para salidas de un día. Recuerda siempre respetar las reglas y la naturaleza para que tu impacto sobre ella sea mínimo y así todos podamos disfrutar durante mucho tiempo de ella.

Para más información sobre este parque o cualquiera de nuestra comunidad autónoma, os recomiendo visitar la ventana del visitante de la consejería de Medio Ambiente, en el que incluso podreis descargaros un archivo para google earth u oziexplorer con el sendero.