Archivo de la etiqueta: monte mediterraneo

El díficil camino del lince

El lince Ibérico es la especie que a todo el mundo se le viene a la cabeza cuando se habla de conservación en España y sobre todo en Andalucía. Desde que se puso en marcha el proyecto de cría en cautividad y reintroducción del lince en nuestra comunidad, el interés por este felino sin duda se ha incrementado.

El cambio en la mentalidad de la población desde mediados del siglo XX hasta hoy en día ha sido sustancial, pasando de ser considerado una vulgar alimaña a ser considerado uno de los bienes naturales mas importantes de nuestro patrimonio. Los resultados, sobre todo en los últimos años, son mas que satisfactorios ya que a los buenos resultados de la cría en cautividad se suma lo mas importante, el afianzamiento de la población más importante, la de Andújar-Cardeña-Montoro.

Sin embargo y por desgracia, este camino no está exento de dificultades y problemas que, a modo de piedras, dificultan el mejor devenir de estas iniciativas. Y una de las mayores dificultades sin duda es la interacción con nosotros los humanos de estos animales.

(Casi) Todos los años nos salpica la noticia de atropellos de lince en las romerías de la Virgen del Rocío y sobre todo de la Virgen de la Cabeza. La gran acumulación de personas que se produce en estos eventos constituye un ingrediente peligroso.

Pero como último episodio, y origen de este post, salta la noticia esta semana de la aparición de tres linces muertos en Doñana, uno de ellos por atropello (causa principal de muerte en el lince) y lo que es peor, en otro de ellos se han encontrado hasta 12 proyectiles de plomo, 2 de ellos alojados en el cráneo. No hace falta ser un lumbreras para deducir el origen de estos proyectiles…

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/09/22/ciencia/1285172632.html

Aunque en los últimos años el Lince ha pasado a tener una población considerablemente superior, nunca se debe bajar la guardia. Este animal, que es uno de los principales activos naturales de nuestro territorio, merece todo nuestro respeto y cuidado.


Nota: Ambas fotos están sacadas de las webs del programa “Life Lince” y el programa “Lynx ex situ”

Anuncios

A 5 minutos de Córdoba

Todos los cordobeses conocemos desde pequeñitos el parque periurbano de Los Villares. ¿Quién no ha ido alguna vez de perol o a pasar el día, a jugar en el fuerte o en los campos de fútbol? Cuando a alguien le dices “vamos a los villares”, a todo el mundo se le viene a la cabeza la zona recreativa, como es lógico, ya que es la que todo el mundo conoce.

Sin embargo, unos 3 kilómetros antes de llegar a esta zona por la carretera que sube desde Córdoba (el famoso 14%), tenemos a nuestra disposición un equipamiento mucho más interesante. Nos encontramos allí con el centro de visitantes de Los Villares, la zona de acampada y el sendero didáctico que se inicia a pocos metros.

El centro de visitantes realmente merece la pena, ya que nos ofrece una visión global de todos los parques naturales de la provincia, contando incluso con una reproducción de la cueva de los murciélagos (muy llamativo para los más pequeños).  Junto al centro de visitantes, además, se han habilitado desde hace unos años, nuevas instalaciones para albergar a las aves irrecuperables del CREA (Centro de Recuperación de Aves Amenazadas) de los Villares, que se sitúa a escasos 2 kilómetros. Lo malo es que sólo está disponible para actividades de educación ambiental con asociaciones, colegios,etc… por lo que el acceso no es libre. En la siguiente foto aparecen dos de los inquilinos de las instalaciones

A escasos 5o metros del centro de visitantes comienza el sendero explicativo. Su objetivo es divulgativo por lo que a lo largo de él nos vamos a encontrar con gran cantidad de carteles que nos explicarán aspectos importantes de la flora mediterránea. La duración aproximada de la caminata es de 45-60 minutos y su dificultad es baja. Es muy asequible, y si tenéis suerte, podreis oír y observar una gran diversidad de pájaros. Por todo eso, y principalmente por su proximidad a Córdoba (desde el centro de la ciudad se tarde 25-30 minutos en llegar), constituye una muy buena oportunidad para empezar a aprender y disfrutar de la naturaleza que nos rodea.

Os animo a pasaros por allí y recordad, ¡siempre hay que respetar las normas básicas de respeto al medio ambiente!

Paseando por Hornachuelos

Sierra de Hornachuelos forma junto a Sierra Subbética y Cardeña el conjunto de parques naturales de la provincia de Córdoba. Recientemente tuve la oportunidad de realizar una ruta como monitor de una excursión con un colegio de primaria de Posadas.

Para poder visitar el parque natural, lo más recomendable es en primer lugar pasarse por el centro de visitantes de Huerta del Rey. En él podemos obtener una visión bastante acertada de los aspectos más importantes del parque natural, desde su gran biodiversidad, hasta los usos tradicionales que a lo largo de los últimos siglos ha tenido esta zona (apicultura, corcho y caza). Tras visitarlo, lo mejor es dejar el coche en el aparcamiento disponible a pocos metros del centro de visitantes y realizar uno de los senderos que, desde este punto, recorren distintas zonas del parque.

Cada sendero se adecúa a un nivel de dificultad y a la disponibilidad de tiempo, y en base a éstos debemos elegir. El del Guadalora y sobre todo el del Águila son los más exigentes y largos. El sendero de las Herrerías tiene un nivel medio-bajo y una duración media; y por último tanto el sendero botánico como el de Rabilarga son muy asequibles y cortos, incluso éste último recomendado para discapacitados físicos.

Como ya he dicho, hace poco tiempo tuve ocasión de realizar como monitor el sendero de las Herrerías. Lo realicé junto a niños de 7 y 8 años, tardando unas 3 horas y media en realizarlo en su totalidad, incluyendo un descanso de una media hora. Ésta es una de las ventajas de este sendero, ya que más o menos a mitad del camino(que además es circular, por lo que se puede hacer en ambos sentidos, otra ventaja) nos encontramos con una zona recreativa en la que está instalada la ermita de San Abundio.

Si empezamos la ruta en sentido horario, nos encontramos con una primera parte en ligera pendiente ascendente donde predomina el monte mediterráneo más típico. En realidad, estaremos avanzando por lo que fue una importante vía pecuaria, la de las herrerías, que atravesaba toda la sierra. Si nos fijamos un poco, durante el camino nos encontraremos con grandes mojones, que actuan como límite de estos caminos públicos. Un poco más adelante nos encontramos con una gran encina solitaria, que fue utilizada en tiempos antiguos como descansadero para todos los que transitaban por esta vía pecuaria. Desde este punto podemos acceder a la ruta del Águila.

Uno de los principales atractivos de la ruta es que nos vamos a encontrar en dos ocasiones con caleras, los hornos donde se hacía la cal que luego se usaba para las paredes de las casas. Resulta muy curioso conocer el funcionamiento de estos hornos e imaginárselo.

Después de estas paradas, y tras un tramo más de monte mediterráneo y caminando a la vera de una valla que delimita una dehesa a nuestra derecha, llegamos a una bajada que desemboca en el área recreativa que antes mencioné. Aquí podremos realizar un descanso para comer y beber algo, eso sí siempre procurando dejar el campo igual de limpio que nos lo encontramos, aunque si es verdad que esta zona recreativa no lo está demasiado, por desgracia, ya que es la zona de “esparcimiento” de los habitantes de Hornachuelos, y la limpieza brilla en ocasiones por su ausencia.

La segunda parte del recorrido es más asequible que la primera, ya que transcurre en su mayor parte por un carril de tránsito de vehículos muy bien acondicionado. A lo largo de ésta, nos encontramos en primera instancia, con un paisaje de cultivo de cereal y más tarde de nuevo bosque mediterráneo. Casi al final del recorrido, un arroyo nos ayuda a observar vegetación de ribera.Y casi llegando ya de nuevo al centro de visitantes, nos encontramos con uno de los árboles más emblemáticos de la zona, la encina de los arrieros, que fue durante muchos años punot de reunión de este gremio.

Se trata, como has podido observar, de un sendero variado y que puede ser recorrido en unas 3 horas, por lo tanto muy recomendable para salidas de un día. Recuerda siempre respetar las reglas y la naturaleza para que tu impacto sobre ella sea mínimo y así todos podamos disfrutar durante mucho tiempo de ella.

Para más información sobre este parque o cualquiera de nuestra comunidad autónoma, os recomiendo visitar la ventana del visitante de la consejería de Medio Ambiente, en el que incluso podreis descargaros un archivo para google earth u oziexplorer con el sendero.